martes, 17 de octubre de 2023

El Kh-55 a señuelo

  Noticias Fuerza aérea rusa

Los rusos han decidido darle una salida airosa al misil de crucero J-55 (Х-55 en ruso o Kh-55 en inglés) una vez que los nuevos diseños (J-555 o J-101) van entrando en servicio.



Esa salida es servir como blancos aéreos a los distintos medios de defensa aérea (cazas, sistemas antiaéreos, radares, etc.) y de señuelos durante el conflicto en Ucrania.








El primer uso real del misil J-55 como blanco aéreo se llevó a cabo a comienzos del mes de abril del 2017 durante los ejercicios de defensa aérea en el polígono de Telemba.

Х-55 нашли новое применение


Desde entonces muchas cosas han cambiado. Por ejemplo, se le ha visto en Ucrania como elemento para descubrir y abrir defensas...




Estos son los restos de uno derribado por las defensas ucranianas en la región de Kiev en mayo del 2023. El derribo es evidente porque en el cuerpo del misil claramente se ven agujeros provocados por el fuego antiaéreo.




Esto es interesante:



Y lo es porque vemos la cabeza de combate nuclear simulada en el J-55. Me explico... los misiles de crucero J-55 (Х-55 en ruso o Kh-55 en inglés) hace años que quedaron obsoletos. Su misión era el ataque estratégico cargados con un artefacto nuclear, forma de aliviar la falta de precisión de las primeras generaciones. Por lo tanto, el J-55 estaba concebido para acoger un arma nuclear con un peso y un volumen dado.

En el momento en el que decidieron dar salida al stock de misiles J-55 con funciones de blanco aéreo y señuelo se encontraron con el problema de que el diseño del misil estaba concebido para tener un "equilibrio" en el que el artefacto nuclear cumplía su parte. Por lo tanto, al retirar el arma nuclear hubo que preparar algo que simulase su peso y sus volúmenes. De ahí surgió esto:



Eso es lo que vemos entre los restos del misil que cayó en la región de Kiev y que demuestra que no tenía función de ataque.






¿ Cual es la función del misil J-55 en Ucrania ?

Ucrania tiene la red de sistemas antiaéreos más potente de Europa, tras la rusa. Esta equipada con sistemas de todas las categorías y en grandes cantidades a los que se han ido sumando los suministrados por EEUU y aliados, algunos de estos últimos sistemas avanzados.

Por lo tanto, a la hora de superar esas defensas hay que lanzar contra ellas algo más que los misiles y bombas reales y ahí es donde entra el señuelo J-55, entre otros.

Las funciones de un señuelo en este contexto son tres:

1ª descubrir las posiciones defensivas y sus despliegues de cara a que los equipos SEAD (supresión de defensas) rusos las ataquen

2ª desgastar los stocks de misiles SAM defensivos del enemigo

3ª saturar las defensas

La clave es que tanto la firma radar (RCS) como térmica, como los parámetros del vuelo de crucero de un señuelo J-55 no lo diferencian de un misil J-555 o J-101 (aunque en este es menor en todos los aspectos al ser stealth) por lo que al entrar en la cobertura de defensa aérea ucraniana quienes controlan la zona no pueden permitirse dejar pasar el objetivo, ya que no hay manera de diferenciarlo de un misil real. Entonces, se ven obligados a intentar interceptarlo y al hacerlo descubren su posición defensiva, gastando sus misiles y empleando una parte de las capacidades del sistema en ello. Esto se traduce en que se pueden ver expuestos a los medios SEAD rusos, reducen su stock de costosísimo misiles SAM y pierden parte de las capacidades totales de interceptación, que pueden permitir que un misil real entre por el "hueco" que abre el señuelo.

Y eso es lo que está sucediendo en Ucrania. En todos las oleadas de ataques parte de los misiles atacantes superan las defensas. Parte de lo que estas consiguen derribar son señuelos. Eso produce un desgaste en el stock de misiles defensivos SAM que son muy difíciles de reponer y, además, satura las capacidades defensivas combinadas de forma que siempre hay un porcentaje que supera la defensa.

Por descontado, a medida que pase el tiempo las misiones SEAD que vayan diezmando los sistemas defensivos ucranianos junto con el desgaste desorbitado de misiles SAMs -muchas veces lanzados contra señuelos como el comentado- va a provocar, está provocando, que el conjunto de defensa antiaérea-antimisil ucraniano vaya perdiendo fuerza y esto permitirá que la aviación rusa (VKS) y las oleadas de ataques rusos con misiles cada vez consigan más resultados favorables en sus lanzamientos.

Es lo que tiene enfrentarse a alguien que tiene mucho más de todo y entrar en un intercambio de golpes. Nada nuevo. Y el J-55 está cumpliendo con su papel.


Otro de los J-55 utilizados en Ucrania (mayo 2023) 




Uno de los misiles J-55 acabó en Polonia 

NEWS RMF FM: Biegli wstępnie potwierdzili, że pod Bydgoszczą spadła rosyjska rakieta Ch-55


El misil ruso acabó cayendo en Bydgoszcz, recorriendo unos 400 kms en espacio aéreo polaco





Otro más (mayo 2023) 







Desde Ucrania denuncian que parte de los misiles J-55 que entregaron a Rusia a cambio de eliminar la deuda que tenían con ésta están siendo utilizados en los ataques contra territorio ucraniano (agosto 2023) nuevo







Otra entrada relacionada:

Las nuevas municiones rusas de lanzamiento aéreo 

No hay comentarios:

Publicar un comentario